VacúnateYa!

El 15M sí es emocional

Publicado: 2011-11-23

12 J. Los 'indignados' de la Puerta del Sol de Madrid levantan el campamento cuatro semanas después de su inicio.

Al #15M se le ha tildado, como crítica, de emocional, ambiguo o “líquido”, como señala Bauman. Pero ese carácter es el que hay que valorar.

Ese sentimiento lo ha sembrado a través de una reformulación inteligente del discurso oficial de la vida.

La gran cantidad de frases o eslóganes claros, directos y originales que surgieron de estas manifestaciones son claro ejemplo de ello.

Ya Zizek, en un discurso pronunciado en el #OWS,  dejó en claro la falta de un lenguaje que pueda expresar las inquietudes más profundas.

Que fuera pronunciado por él y repetido frase por frase por la gente puede ser una metáfora de los mismo, también:

“Un tipo de Alemania del Este fue enviado a trabajar en Siberia. Sabía que su correo sería supervisado por los censores, así que propuso a sus amigos establecer un código. Si la carta que enviase estaba escrita con tinta azul, entonces lo que en ella se dijera sería cierto y si estaba escrita con tinta roja sería falso. Transcurrido un mes sus amigos recibieron su primera carta. Estaba escrita por entero en azul y decía: todo es maravilloso aquí. Las tiendas están repletas de buena comida. Los cines pasan buenas películas occidentales. Los apartamentos son grandes y lujosos. La única cosa que no se puede comprar es tinta roja”.

Mediante el cambio de palabras u orden de algunas frases cotidianas #losindignados lograron reinterpretar el discurso oficial.

La visión meramente económica y política de la vida se amplió en su real dimensión.

Legitimaron en el imaginario social verdades y aspectos de la vida que ese discurso ha mantenido al margen (sueños, sentimientos, emociones).

“Manos arriba, esto es un contrato”, “Violencia es no llegar a fin de mes”, “No somos antisistemas, el sistema es anti nosotros”. O, más claro: “Queremos una democracia real ¡ya! donde real sea adjetivo de la realidad, no de la realeza”.

La #pasión es justamente uno de ellos.

Frente a un discurso que prioriza a la razón sobre las pasiones, el #15M logró hacer de sus sentimientos y emociones su motor de acción.

Por ello #Indignados caló sin objeciones sobre ellos.

Uno de los mayores errores de la #filosofía moderna ha sido la separación entre razón y pasión, donde la segunda se subordina a la primera.

El movimiento exigió un “cambio” a través de cientos de demandas distintas y dispersas.

Todas ellas se sintetizan, de manera simbólica, en la crítica a un sistema que ve de ese modo a las personas.

Se pide reformas políticas y económicas concretas también, pero sobre todo la ampliación de valores en el discurso oficial de la vida.

Lo más curioso es que muchos, para darle legitimidad a las demandas, le exigen “pensamiento”.

Lo que se busca, justamente, es que las emociones y sentimientos de las personas sean de igual legitimidad.

Que el adjetivo “emocional” sea una crítica es el ejemplo del discurso oficial de una vida limitada y castrada.

Y la lectura y exigencia por parte de los críticos, la muestra de la incapacidad para entender a las personas en su real dimensión.


Escrito por

Raúl Lescano Méndez

Periodista. Editor de la revista Poder. @rlescanomendez


Publicado en

Florear es humano

Otro sitio más de Lamula.pe